El mejor inquilino para tu vivienda de alquiler

Meter a un extraño en tu casa, al fin y al cabo, de eso suele tratarse el alquilar una vivienda.

No vamos a ser tan radicales como en algunas grandes comunidades de vecinos de Estados Unidos donde se somete a votación la llegada de un nuevo vecino a la comunidad, pero es cierto que debemos encontrar un equilibrio entre los intereses del arrendador y del arrendatario.

Por un lado, es necesario que haya una solvencia financiera por parte del arrendatario para hacer frente a los gastos que van surgiendo de luz, comunidad, gas… además del pago mensual del alquiler de la vivienda. Por otro lado, el arrendador debe ofrecer unas condiciones mínimas de calidad del inmueble y encargarse de las reparaciones necesarias que vayan llegando.

Para evitar sustos, te dejamos algunos consejos que sabemos que funcionan a la hora de escoger a un inquilino:

  • La fianza es importante, uno o dos meses antes de trasladarse a la vivienda de alquiler (puede pedirse aval bancario aunque no suele hacerse). Recuerda que el propietario debe depositar la fianza en un organismo público, tiene dos meses de plazo para hacerlo desde la firma del contrato.
  • Confeccionar un contrato de alquiler detallado al máximo: duración, cuantía, fianza, compensación si abandona el piso antes de tiempo… todo debe quedar bien atado para evitar problemas posteriores.
  • Realizar fotografías del piso o casa alquilada que guardará el inquilino y el propietario para comprobar cómo estaba todo antes del traslado a la vivienda. Establecer condiciones de los electrodomésticos, firmadas por ambas partes.
  • Hacer que las reuniones sean cara a cara, es la manera más eficaz de conocer a la persona que va a habitar tu vivienda.

Estas son algunas de las pautas que crean un ambiente de seguridad tanto para el arrendatario como para el arrendador. Se trata de diseñar un escenario ideal donde ambas partes se sientan cómodas y conocedoras de todos los derechos y obligaciones.

Además, para el momento de la reunión cara a cara, te recomendamos que hagas estas preguntas obligadas al inquilino, ¡muy importantes!

1.- ¿Estás trabajando actualmente? 

2.- ¿Tu trabajo es estable? 

3.- ¿Con quién vas a vivir en este piso?

4.- ¿Te consideras una persona responsable que cumple puntualmente con los pagos mensuales?

5.- ¿Puedes aportar referencias o un certificado de tu banco que acredite tu responsabilidad como pagador? 

6.- ¿Cuánto tiempo esperas vivir en este piso?

7.- ¿Te consideras una persona que sabe cuidar de las cosas? 

8.- ¿Tienes mascotas?

Si tienes alguna duda o quieres saber más sobre el tema, te atenderemos encantados en Patrial Inmobiliaria: 974 57 13 01 o en www.inmobiliariapatrial.es o dejando un comentario a este post. Te recomendamos leer el post que sobre alquilar en tiempos de Covid y en qué puede ayudarte una Inmobiliaria publicados también en nuestro blog. Si te parece interesante este tema, puedes suscribirte para recibir avisos cada vez que lancemos una nueva noticia, ¡te esperamos!

 

27. agosto 2020 por Patrial
Categorías: Patrial INMOBILIARIA | Etiquetas: , , , , , , , | 1 comentarios

Un Comentario

  1. Avatar

    Un artículo de gran interés para arrendadores que no tienen muy claro cómo elegir al candidato perfecto. Muchísimas gracias por estos maravillosos consejos. Saludos

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *