¿Y si te toca a ti?

loteria de navidad el gordo

La cuenta atrás para el sorteo del año ha comenzado.

¿Sabes con cuánto te quedarás si eres uno de los afortunados en la Lotería de Navidad?

Hasta el 31-12-2012 el artículo 7.ñ) LIRPF establecía la exención del total importe percibido para los premios de Loterías y Apuestas del Estado de las Comunidades Autónomas, de Cruz Roja Española y de la Organización Nacional de Ciegos Españoles, también estaban exentos los premios organizados por otros Estados de la Unión Europea organizados por organismos o entidades que persigan objetivos idénticos. Con efectos 01-01-2013, Ley 16/2012, de 27 de diciembre, va a sujetar al IRPF a través de un gravamen especial los premios reseñados que antes se encontraban exentos, siendo gravados a partir de una cuantía de 2.500 euros, no obstante este límite ha sido objeto de modificación por la Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018.


¿Qué premios están sujetos a gravamen?

  • Los premios de las loterías y apuestas organizadas por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado y por los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, así como de los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y de las modalidades de juegos autorizadas a la Organización Nacional de Ciegos Españoles.
  • Los premios de las loterías, apuestas y sorteos organizados por organismos públicos o entidades que ejerzan actividades de carácter social o asistencial sin ánimo de lucro establecidos en otros Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo y que persigan objetivos idénticos a los de los organismos o entidades antes señaladas.

celebrando el gordo de navidad

¿Qué premios están exentos?

Con efectos 5 de julio de 2018, la LPGE de 2108 ha modificado la DA 33ª de tal forma que van a quedar exentos los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 40.000 euros. Los premios cuyo importe íntegro sea superior a 40.000 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe, no obstante se establece un periodo transitorio hasta alcanzar dicho límite de 40.000 euros será de aplicación en el ejercicio 2020 y siguientes.

Régimen Transitorio (DT 35ª LIRPF). La LPGE ha añadido la DT 35ª LIRPF, regulando la cuantía exenta del gravamen especial sobre los premios percibidos en los ejercicios 2018 y 2019. En el ejercicio 2018, estarán exentos los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 10.000 euros. Los premios cuyo importe íntegro sea superior a 10.000 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe. En el ejercicio 2019, estarán exentos los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 20.000 euros. Los premios cuyo importe íntegro sea superior a 20.000 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe.

Para los ejercicios 2020 y posteriores, tal como se recoge en la DA 33ª LIRPF estarán exentos los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 40.000 euros. Los premios cuyo importe íntegro sea superior a 40.000 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe. Para que se produzca la exención señalada la cuantía del décimo, fracción o cupón de lotería, o de la apuesta efectuada, sea de al menos 0,50€. En caso de que fuera inferior a 0,50€, la cuantía máxima exenta señalada se reducirá de forma proporcional. En el supuesto de que el premio fuera de titularidad compartida, la cuantía exenta se prorrateará entre los cotitulares en función de la cuota que les corresponda.

¿Qué se somete a tributación? Base imponible

Estará formada por el importe del premio que exceda de 40.000 euros. Si el premio fuera en especie (por ejemplo: el sorteo de oro de la cruz roja), la base imponible será aquella cuantía que, una vez minorada en el importe del ingreso a cuenta, arroje la parte del valor de mercado del premio que exceda de la cuantía de 40.000 euros. En el supuesto de que el premio fuera de titularidad compartida, la base imponible se prorrateará entre los cotitulares en función de la cuota que les corresponda.

¿Cuánto se paga? Cuota íntegra

La cuota íntegra del gravamen será la resultante de aplicar a la base imponible el tipo del 20%. Dicha cuota se minorará en el importe de las retenciones o ingresos a cuenta practicadas sobre el premio.

Retención e ingreso a cuenta

Los premios reseñados estarán sujetos a retención o ingreso a cuenta de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 99 y 105 LIRPF. El porcentaje de retención o ingreso a cuenta será el 20%. La base de retención o ingreso a cuenta vendrá determinada por el importe de la base imponible del gravamen especial.

Modo de exacción del gravamen y devengo

El Gravamen se exigirá de forma independiente respecto de cada décimo, fracción o cupón de lotería o apuesta premiado. Se devengará en el momento en el que se abone o satisfaga el premio, practicándose la retención que tendrá carácter liberatorio. Si el premio obtenido ha soportado la correspondiente retención o ingreso a cuenta del 20% que coincide con el gravamen final, la tributación ya se ha completado, siendo en este caso aplicable la máxima del impuesto retenido, impuesto pagado. Sólo existe obligación de autoliquidar el gravamen en el supuesto de que no se haya soportado retención por el premio obtenido, como son los casos de premios de similares características a los sometidos a este gravamen especial que hayan sido obtenidos por contribuyentes del IRPF en otros Estados de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

¿Y si he compartido un décimo o boleto?

Si se participa en juegos de apuestas de Loterías y Apuestas del Estado, realizando las apuestas conjuntamente con otras personas con las que distribuye el importe de los premios, si bien las apuestas las realiza por vía telemática, para lo que debe registrarse exclusivamente él. El cobro del premio por el contribuyente para su posterior reparto a los cotitulares del mismo constituiría una simple mediación de pago. En consecuencia, el contribuyente no estaría obligado a retener con ocasión del pago del premio a los titulares de las participaciones, la práctica de la retención correspondiente por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, determina que las personas físicas titulares de las participaciones premiadas no tengan obligación de presentar autoliquidación por el gravamen especial. En lo que se refiere a la forma de justificar la titularidad compartida del premio, la misma se podrá acreditar por cualquiera de los medios de prueba admitidos en Derecho. No obstante, deberá tenerse en cuenta que la valoración de los medios probatorios de cada caso en particular corresponderá realizarla a los órganos de la Administración tributaria encargados de la gestión e inspección de los tributos (DGT V2469-15 de 05-08-15).

Asociación sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica, que ha resultado agraciada con el premio gordo de la Lotería Nacional o en el sorteo de El Niño como consecuencia de un décimo que había sido donado a la asociación. El premio derivado de la participación en la Lotería Nacional tendrá la consideración de incremento de patrimonio determinado por la diferencia entre el importe del premio percibido y el precio de adquisición de la participación, estando dicha renta sujeta y no exenta del Impuesto sobre Sociedades, por cuanto que la participación en la Lotería Nacional no puede entenderse que es un bien afecto a la realización del objeto social o finalidad específica de la entidad, con independencia de que el importe del premio se destine al objeto social de la asociación. Por tanto, dicha renta se integrará en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades y tributará al tipo de gravamen del 25% (DGT V2042-15 de 01-07-15).

Una entidad regala participaciones de lotería a sus empleados, clientes y colaboradores. En caso de resultar premiado el número repartido, la sociedad debe cobrar el importe del premio para distribuirlo a continuación entre los poseedores de las participaciones. Las participaciones de lotería han sido regaladas a personas físicas, tanto residentes como no residentes en España, y a entidades sin fines lucrativos. En el presente caso, la entidad cobraría los premios de las participaciones de lotería que resulten premiadas como mero intermediario, y no en concepto de retribución por la prestación de un servicio o la entrega de un bien, por lo que no existiría un ingreso contable ni fiscal. En consecuencia, y por la misma razón, tampoco el reparto de dichos premios, entre sus empleados, clientes o colaboradores, tendría la consideración de gasto contable ni fiscalmente. Cabe señalar que en el caso de que la entidad no hubiera distribuido la totalidad de las participaciones de los décimos, y estos resultaran premiados, los premios correspondientes a tales participaciones constituirían renta obtenida por la entidad consultante, sujeta al Impuesto sobre Sociedades. En el supuesto en que los destinarios del premio sean contribuyentes del IRPF, es preciso traer a colación el gravamen especial sobre los premios de determinadas loterías y apuestas, que se regula en la disposición adicional trigésima tercera LIRPF. En el caso planteado los décimos de Lotería Nacional adquiridos por la entidad que se entregan en forma de participaciones a personas físicas contribuyentes del IRPF lo que da lugar a la titularidad compartida del décimo entre los adquirentes de las participaciones, por lo que si el décimo resultara premiado cada cotitular del mismo obtendría un premio en la parte que corresponda a su participación. Por tanto, tal y como se indicó con anterioridad, tales premios no constituyen renta obtenida por la entidad. El cobro del premio por la entidad para su posterior reparto a los cotitulares del mismo constituiría una simple mediación del pago. En consecuencia, la entidad consultante no estaría obligada a retener con ocasión del pago del premio a los titulares de las participaciones. Conforme a lo dispuesto en el segundo párrafo del apartado 7 de la disposición adicional trigésima tercera de la LIRPF, la práctica de la retención correspondiente por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, determina que las personas físicas titulares de las participaciones premiadas no tengan obligación de presentar autoliquidación por el gravamen especial (DGT V0760-15 de 09-03-15).

Contribuyente que ha sido agraciada con un premio de la Lotería Nacional, de forma compartida. El premio lo cobró un familiar soportando la correspondiente retención a cuenta del IRPF. Los premios que se regulan en la DA 33ª LIRPF no se integran en la base imponible del IRPF. De acuerdo con lo expuesto los participantes en los premios de las loterías y apuestas organizadas por la Sociedad Estatal Loterías, tributan por el importe íntegro del mismo, teniendo en cuenta el importe exento. La regulación expuesta contempla expresamente la existencia de premios de titularidad compartida, y la norma fiscal no contiene ninguna prevención respecto de la forma en la que se organice la participación en el juego.

El cobro del premio por el familiar para su posterior reparto a los cotitulares del mismo constituiría una simple mediación de pago. En consecuencia, dicho familiar no estaría obligado a retener con ocasión del pago del premio a los titulares de las participaciones. Conforme a lo dispuesto en el segundo párrafo del apartado 7 de la disposición adicional trigésima tercera de la LIRPF, la práctica de la retención correspondiente por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, determina que las personas físicas titulares de las participaciones premiadas no tengan obligación de presentar autoliquidación por el gravamen especial. En lo que se refiere a la forma de justificar la titularidad compartida del premio, la misma se podrá acreditar por cualquiera de los medios de prueba admitidos en Derecho. No obstante, deberá tenerse en cuenta que la valoración de los medios probatorios de cada caso en particular corresponderá realizarla a los órganos de la Administración tributaria encargados de la gestión e inspección de los tributos. (DGT V0373-17 de 14-2-2017). Los premios que se regulan en la DA 33ª LIRPF no se integran en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ni la retención o ingreso a cuenta soportada minorará la cuota líquida total del Impuesto, por lo que no afectará a la declaración anual del Impuesto. (DGT V0886-17 de 10-04-2017).
Os ponemos un ejemplo:
Los jugadores A y B comparten a partes iguales 2 décimos de la lotería nacional de octubre de 2018 del mismo número que resultan premiados, precio unitario del décimo 3 €, premios obtenidos: 1 premio especial a la fracción de 2.000.000 € y 2 primeros premios de 100.000 € cada décimo.
Total premios: 1 décimo x (2.000.000 € + 100.000 €) + 1 décimo x 100.000 = 2.200.000 €

Retenciones a practicar: distribución por apuestas y perceptores:
impuestos loteria navidad
* Premio correspondiente al décimo o fracción 1 = 2.000.000 € (premio especial) + 100.000 €
** Mínimo exento = 10.000 € (1.050.000 / 2.100.000)
En el ejercicio 2018 el mínimo exento queda establecido en 10.000 €.

18. diciembre 2018 por Patrial
Categorías: Patrial, Patrial FINANCIERA | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *